La obsolescencia programada, un mal de nuestros días…

tomtom_max

La obsolescencia programada es una de las grandes condenas de nuestro tiempo. Las máquinas con las que convivimos están mal hechas. Bueno, exagero: están bien hechas, pero parecen estar diseñadas para hacer lo que tienen que hacer durante un periodo específico de tiempo. Tienen fecha de caducidad cuando no deberían tenerla.

Los usuarios finales convivimos con esa pesada carga, y lo hacemos con una mezcla de hastío y expectación. Reparar un producto para alargar su vida es cada vez más complejo, pero eso también nos da la excusa perfecta para acudir a eso que es más nuevo y que promete siempre ser mejor. Esa lucha contra la obsolescencia programada parece imposible de ganar, pero hay quien está luchando contra ella ferozmente.

La Unión Europea planta cara a la obsolescencia programada

Esta semana conocíamos una nueva propuesta del Parlamento Europeo según la cual los Estados Miembros deberán tomar medidas…

Ver la entrada original 809 palabras más