Con esta entrada finalizo este tema, esperando que haya ayudado a aclarar conceptos, y a quitarle algo de “peso” a esos números económicos y financieros que nos apabullan en muchas ocasiones.

Si no han leído las dos entradas previas, antes de continuar, les invito a que lo hagan para entender mejor lo que viene a continuación (Entradas: primera y segunda).

CONCLUSIÓN

Después de lo visto, parece claro que no existen muchas verdades absolutas en el ámbito económico, sino que las teorías son (o deberían ser) tan variables, modificables y evolucionadas como lo sea el comportamiento de los individuos y sociedades, que derivan de sus criterios, cultura, aficiones, emociones, etc. etc. y, sobre todo, en cómo lo sean sus perspectivas y voluntades de futuro.

De esta forma, no es descabellado que aparezcan ante nosotros fórmulas, acciones o medidas a tomar que, en algunos casos, parece que pueden “romper los esquemas” preestablecidos por la visión económica predominante. Por contra, estas nuevas actuaciones podrían estar indicando por dónde está avanzando la sociedad… y, por tanto, su economía.

Como ejemplo de un asunto que puede romper esquemas, y teniendo en cuenta los niveles de deuda que soportan nuestras sociedades (vean “La deuda global sobrepasa el 355% del PIB” publicado hace unas semanas), aumentados ahora con la pandemia del Covid-19, aquí les dejo unos enlaces sobre un tema que está dando bastante que hablar: la posibilidad de condonación (o reestructuración) de la deuda a los estados de la Unión Europea por parte del Banco Central Europeo, a cambio de políticas de reconstrucción ecológica y social:

Es algo a explorar, como otras tantas medidas, aunque suenen “chocantes”. Es posible ir hacia otros modelos económicos y sociales a partir de los actuales, que hagan frente a los nuevos tiempos y necesidades que van surgiendo en nuestras sociedades.

Será necesario sondear y analizar diversas soluciones con todo el rigor necesario (recuerden que no existe la teoría económica absoluta), para trazar nuevos caminos que permitan evolucionar, porque seguro de que no se logrará con viejas fórmulas.

Tendremos que irnos reinventando.

Y ahora ¿Qué responderían a la pregunta del título?

¡Saludos!

#Economía #Finanzas #Macroeconomía #Microeconomía #MercadosFinancieros