Hoy os traigo el microrelato con el que participo en el reto “Escribir jugando” de Abril del blog de Lídia Castro.

En esta ocasión la inspiración la trae esta carta:

Y el resultado ha sido este breve relato:

CONTRASTE

Andar y andar con los pensamientos a cuestas, elucubrando sobre cuál será la mejor forma para llegar a escribir mi querido libro. Cualquiera que me vea seguro que descubre enseguida que con este aspecto no parezco un experto autor al uso, pero tengo claro cómo proceder: me dejaré llevar por mis bien dirigidos pasos, con convicción, que no se me note. Al fin y al cabo, dicen que la mala suerte no existe, así que incluso mientras la oscuridad y la superstición me acechan seguiré adelante hasta que, al fin, la luz me ilumine.

(94 palabras)

¡Muchas felicidades Lídia!

Saludos a todos.