Otra vez más, a principios de Octubre, nos ha sorprendido (es un decir) la noticia de que en Facebook se detectaba otra brecha de seguridad que hacía que los datos de unos 50 millones de usuarios quedaran expuestos. En Abril de este año publiqué una entrada sobre el tema: “Facebook y sus datos” que les invito a releer.

Según se ha publicado en distintos medios, la compañía lo ha investigado y, además de ver que otros 40 millones de cuentas podrían estar en riesgo, al parecer ni se han conseguido contraseñas, ni se han conseguido cuentas bancarias, sino que los hackers sólo han podido ver la información estándar de los perfiles de usuario, con datos como género, fotos, ciudad de residencia, lugar de estudios, etc.

Esto ha coincidido con que, según otros medios (vean artículo de Europapress), se ha realizado una investigación en la que se concluye que Facebook facilita a sus anunciantes información personal ajena al perfil del usuario, como algunos datos de seguridad (teléfono, y email), datos de Messenger, e incluso números de teléfono ajenos al usuario cuando éste ha sincronizado los contactos del teléfono.

Mal, muy mal.

Hay quien dice que cuando algo es gratis lo estamos pagando por otro lado, y seguro que tiene razón, pero la Política de seguridad y las reglas de confidencialidad a las que damos “Acepto” en Facebook no dicen nada de lo que está ocurriendo.

De todas formas, fíjense en el volumen que tiene Facebook y su grupo de empresas de comunicación en el mundo y piensen en qué ocurre cuando alguna corporación, del estilo que sea, se convierte de facto en un monopolioInfografía: Facebook, hacia el monopolio de la comunicación social | Statista Más infografías en Statista

Este grupo de redes sociales da servicio a más de 6.000 millones de usuarios, que se conectan al menos una vez al mes, a través de sus plataformas de mensajería y redes sociales. El resto no llega a los 1.000 millones, y tan sólo la compañía china WeChat, limitada a ese país (por eso no aparece en el gráfico), alcanzó los 1.058 millones en Junio de 2018 (aprox. dos terceras partes de lo que alcanzó Whatsapp).

La justicia investigará y decidirá las sanciones a aplicar, pero ¿Cuándo ocurrirá el próximo caso con la misma compañía?

Y a nivel particular, todo esto ¿tendrá algo que ver con que nos llamen al teléfono multitud de empresas de marketing para vendernos algo? No sé, no sé.

Pienso que mientras que no nos sintamos directamente afectados seguiremos utilizando estas redes sociales y seguirán creciendo, pero aun así, deberíamos exigir que cumplan lo que dicen en sus Políticas y reglas de confidencialidad, que por cierto, podían ser un poco más claras.

¿Han tenido alguna incidencia de este tipo con Facebook?

Aunque no haya sido así, quizás les podría interesar conocer cuál es la información que esta red tiene guardada sobre cada uno. He encontrado este artículo publicado en XATAKA donde les indica cómo hacerlo y les cuenta lo que pueden encontrar. Seguramente no hubieran pensado que somos capaces de generar tal cantidad de información, muchas veces sin darnos cuenta. ¡Cuidado con las sorpresas!

 

¡Saludos!

 

 

 

 

 

#Facebook #Whatsapp #Messenger #Instagram #Seguridad