¿Se lo imaginan? Ya pronto puede ser bastante normal…
¡Saludos!

HABLEMOS DE BANCA

Han leído bien, ya existe una oficina bancaria en China que está atendida por un empleado un tanto especial: un robot llamado “Little Dragon”, o mejor “Xiao Long” para los clientes con los que se comunica.

Se trata de una sucursal bancaria en Shanghai del China Construction Bank, que está totalmente automatizada y libre de humanos.

¿Qué puedo hacer para ayudarle? pregunta el robot a los clientes, dándoles la bienvenida. También es Xiao Long el que les permite comprobar el estado de sus cuentas, acepta sus tarjetas de crédito y cheques, y responde a algunas preguntas.

Una vez saludados, los clientes pasan por unos paneles electrónicos donde se les escanea el rostro y su documento de identidad, así en próximas ocasiones con el reconocimiento facial será suficiente para tener acceso. Después acceden a una sala donde encuentran otras máquinas que les permiten abrir cuentas bancarias, realizar…

Ver la entrada original 48 palabras más