Seguro que conocen el escándalo que se ha producido al ser utilizados los datos de más de 87 millones de usuarios de Facebook en todo el mundo (137.000 en España) por la compañía Cambridge Analytica de forma no autorizada, en relación con varias campañas electorales, entre ellas las pasadas elecciones en Estados Unidos en 2016.

El asunto tiene tal dimensión que Mark Zuckerberg, fundador y máximo directivo de Facebook, ha tenido que dar explicaciones ante los Comités Judicial y de Comercio del Senado estadounidense, donde ha reconocido que cometió un gran error y que incluso sus propios datos habían sido comprometidos.

En paralelo Facebook ha puesto en marcha una serie de acciones para intentar que esto no vuelva a suceder, como son:

  • Investigar decenas de miles de aplicaciones que interaccionan con Facebook.
  • Recompensar a quien denuncie actos de uso abusivo o incorrecto de datos personales.
  • Ampliar sus algoritmos de inteligencia artificial.
  • Dedicar más personas a la revisión de posibles incidencias en el tratamiento de sus datos.

Y también da a sus usuarios la posibilidad de conocer si sus datos han sido utilizados por Cambridge Analytica (si quieren saber si sus datos están entre los mal utilizados pueden ver este enlace), aunque han informado que irán avisando uno a uno a los usuarios afectados.

No obstante, el mismo día 10 de Abril en el que se producía la intervención ante el Senado, se publicaron los resultados de un sondeo online de la empresa Recode donde se muestra que el 56% de los estadounidenses afirma que Facebook es la empresa tecnológica en la que menos confían respecto a la gestión de sus datos personales. Vean: Infografía: El problema de confianza de Facebook puede necesitar más que el testimonio de ayer | Statista

Fíjense en el impacto de la noticia del escándalo que hace que la segunda compañía esté a mas de 50 puntos de Facebook.

A raíz de este caso, muchos se preguntan hasta qué punto se podría dar esta situación si Facebook fuese “de pago” y garantizase completamente los datos de sus usuarios, y también sobre qué hubiera ocurrido si hubiese pedido permiso previamente a la venta de los mismos a Cambridge Analytica y hubiese recompensado a los que lo permitieran.

Sobre la primera pregunta, aunque todo son especulaciones, pienso que todo está basado en niveles de garantía, es decir que se podría llegar a pagar algo y no tener garantizado todo, y para esto último el precio podría ser elevado, aunque sería un paso. Además están los hackers que en cualquier momento pueden intervenir. Por otro lado se dice que sería muy beneficioso aumentar la protección de este tipo de datos a nivel regulatorio y que sería bueno que en Estados Unidos se pusiera en práctica la nueva reglamentación sobre la protección de datos que se pone en marcha en Mayo en toda Europa.

En cuanto a la segunda, he tenido acceso a una información que les muestro en el siguiente cuadro: Infografía: ¿Y si Facebook hubiera preguntado?  | Statista Más infografías en Statista

El resultado es claro: aunque no hubiese podido ceder los datos de todos los usuarios, Facebook se hubiese evitado el escándalo actual y estar en el punto de mira de los reguladores norteamericanos y mundiales.

En cualquier caso, todos debemos tener claro algo: cualquier dato (incluyendo imágenes y vídeos) que subamos a Internet es susceptible de ser utilizado de formas que ni siquiera conocemos. Obvia decir que la más crítica es aquella información que tiene que ver con la privacidad de la propia persona, y sus familias y amigos. Piensen que incluso sin subir datos muy específicos, algunas plataformas controlan nuestros movimientos (los de nuestro móvil)… ¿nunca han llegado a un restaurante y al momento de entrar les aparece un aviso en el móvil para que den su opinión sobre el mismo? Pues eso.

Espero que les haya resultado interesante.

¡Saludos!

 

#Facebook #Senado-EEUU #Cambridge-Analytica

(Imagen de cabecera: Pixabay)