Hola a todos,

Como ya saben los que me conocen, de vez en cuando me gusta hablarles de algún asunto relacionado con la tecnología y su impacto en nuestras vidas, ya sea positivo o no tanto.

Así que hoy les traigo el tema de la radiación que emiten los teléfonos móviles. Es un asunto controvertido y se han realizado numerosos estudios sobre la radiación que emiten (en el rango de las microondas) y sus efectos en los seres humanos.

Para medir los niveles de radiación emitida se utiliza el SAR (Specific Absorption Rate), o Tasa de absorción específica, que es una medida de la potencia máxima con que un campo electromagnético de radiofrecuencia es absorbido por el tejido vivo, que se concreta en unidades de vatios por kilogramo (W/kg). Para mayor detalle ver en Wikipedia.

Hay que decir que así como el índice de medición es utilizado por la generalidad de los países, los límites que se fijan como máximos varían de unas zonas a otras, así:

  • La Comisión Federal de comunicaciones (FCC) de USA exige que el SAR máximo sea de 1,6 W/Kg, medidos en un gramo de tejido humano.
  • La Unión Europea lo fija en 2 W/Kg, de promedio en 10 gramos de tejido.
  • El límite para todo el cuerpo es de 0,08 W/Kg para toda la masa corporal de un individuo.

Dicho todo lo anterior, lo usual es que el SAR de un móvil esté entre los 0,4 y 1 W/Kg, en llamadas con el teléfono situado en la oreja, aunque como veremos ahora hay algunos que están por debajo y otros que superan ampliamente esta franja.

Veamos los que emiten menos radiacióntelefonos menos radiación

Y ahora los de mayor radiación:

telefonos mas radiacion
Más infografías en Statista

Aunque podría pensarse que las marcas europeas o americanas producen teléfonos con menor emisión de radiación, vemos que hay para todos los gustos, según modelos, aunque la mayoría de los modelos que tienen mayor radiación son de fabricantes chinos, como Xiaomi, OnePlus, Huawei, y ZTE.

Aunque no se ha llegado a probar al 100% la relación directa entre la emisión de radiación de los móviles y algunas enfermedades humanas, como el cáncer, es una de las posibles consecuencias, no tanto por su elevada potencia de emisión (la de los aparatos microondas es muy superior) sino por su uso continuo y su frecuente localización junto al cuerpo humano.

Desde el punto de vista de un ciudadano normal, a veces pienso sobre cómo nos afectan realmente las ondas: imagínense tres personas en un salón de casa, cada una con su móvil, alguna además con su tablet, todos conectados al router Wi-Fi que está situado cerca de la base del Teléfono sin hilos, que a su vez está a 1 metro de la barra de sonido conectada por Bluetooth al Subwoofer, y a todo esto uno de los móviles conectado vía Bluetooth a la Televisión, y un PC conectado también al Wi-Fi.

¿Se imaginan además que con el Internet de las cosas, el frigorífico, el lavavajillas, la caldera, la lavadora y hasta la plancha se conecten a Internet cuando les parezca bien?

No está nada mal, ¡con razón nos duele la cabeza!

Saludos,

 

#Smartphones, #Radiación

(Imagen de cabecera: Internet)