Como les anuncié en mi anterior entrada “Desigualdad (1)”, hoy les ofrezco datos de referencia sobre la desigualdad de la riqueza en España, con el único objetivo de tener una idea de lo que “se cuece” aquí mismo.

Según un informe de Intermon Oxfam aparecido a finales de Enero, titulado “¿realidad o ficción? la Recuperación económica, en manos de una minoría”, cuyos detalles pueden ver en este enlace, España es hoy más desigual que antes de la crisis, al haber aumentado la diferencia entre la riqueza de los más pobres y de los más ricos, de tal forma que los supuestos beneficios de la mejoría a nivel macroecómico (como el crecimiento más acelerado del PIB) no llegan a la población con rentas medias ni bajas. En el informe se afirma que, en base a datos de Eurostat, “la recuperación ha favorecido cuatro veces más a los más ricos que a los más pobres”.

Quizás la forma más directa de ver este resultado sea la desigualdad en la distribución actual de la riqueza. Veamos: Infografía: El 1% más rico de España acapara el 25% de la riqueza del país  | Statista Más estadísticas en Statista

Vemos que el 10% más acaudalado de España posee más de la mitad de la riqueza, en concreto, el 53,8%. Además, un 25,1% de esta está concentrada en manos del 1% de los ciudadanos con más posibilidades económicas.

Y también, según el Informe:

  • Mientras el 10% más pobre ha visto disminuir un 17% su participación en la renta nacional durante la década de 2007 a 2016, el 10% más rico la ha visto incrementada en un 5%. Y el 1% de la cima, en un 9%.
  • En el último año contabilizado, de 2016 a 2017, el 1% más rico capturó el 40% de toda la riqueza creada mientras el 50% más pobre apenas consiguió repartirse un 7% de ese crecimiento.

Además incluye otros datos como:

  • Más de 10 millones de ciudadanos (el 22,3% de la población total) tienen rentas que se sitúan por debajo del umbral de pobreza. Entre ellos, casi el 29% de los menores de 16 años.
  • España es el tercer país más desigual de la Unión Europea, sólo por detrás de Rumanía y Bulgaria, y empatado con Lituania. Es el país en el que más ha crecido la desigualdad durante la década perdida (2007-2016).
  • En la recuperación (desde 2013 a2016), 29 de cada 100 euros provenientes del crecimiento han ido a parar al 10% de los ciudadanos con las rentas más altas. Sólo ocho de cada 100 euros han quedado en manos del 10% más pobre. La recuperación económica ha favorecido cuatro veces más a los más ricos que a los más pobres.
  • Desde el primer trimestre del año 2012 la productividad por hora trabajada ha crecido 10 veces más que el salario por hora trabajada. Las mejoras de la productividad se han destinado en buena medida a privilegiar el crecimiento de las rentas de capital, mientras que la masa salarial se ha estancado desde el año 2008.
  • Casi el 14% de la población ocupada son personas que a pesar de tener un empleo no logran salir de la pobreza. El 58% de ellas son mujeres.

Toda esta información deja claro que la recuperación de la crisis ha sido y está siendo muy desigual, los efectos del crecimiento no se perciben por muchas personas, quizás porque la forma directa de hacerlo sería a través de los salarios y el mercado laboral no lo permite, y el sistema fiscal no es suficientemente redistributivo, sobre todo en estos momentos.

Finaliza el informe con las recomendaciones, que van encaminadas a que las políticas públicas:

  • Garanticen el trabajo y salarios dignos.
  • Aseguren un sistema fiscal que recaude lo suficiente y de forma más
  • Incrementar el gasto público dirigido a la población más vulnerable.

 

Pues ya ven, ¡así andamos! y sin que se vea que se atacan estos frentes…

 

¡Saludos!

 

(Imagen de cabecera: Internet)

#Desigualdad, #Trabajo, #Riqueza