Sigo viajando….

Buenos Relatos

FRANCISCO J. MARTÍN

Allí, en las suaves laderas de las montañas de Kouran se encontraban todos lo que ya habían viajado. Kouran era una comarca de bajas y redondeadas montañas, atravesada por un río de agua muy fresca y cristalina que llenaba de humedad todo a su paso. A ambos márgenes crecían frondosos árboles y sus praderas estaban llenas de flores de mil colores, destacando las orquídeas silvestres.
Había diversos tipos de árboles, todos agrupados por zonas: castaños, acebos, hayas, robles, avellanos, abedules y helechos que crecían a su sombra. Era el territorio del lobo, el jabalí, el corzo, y también del oso. El paisaje era bellísimo, idílico, casi de “cuento de hadas”.
La mayor ciudad de la comarca era Merita, aun así era pequeña ya que apenas sobrepasaba los 1.200 habitantes de forma que el trato era muy familiar ya que prácticamente todos se conocían. Merita era el centro de la vida y la actividad de la comarca…

Ver la entrada original 558 palabras más