#Educación #Universidad #OCDE

Llegó Septiembre y ha comenzado el Curso escolar y también el político, pero éste último lo dejaré para otro día.

Me ha parecido un buen momento para traer aquí y compartir con todos algunas informaciones sobre educación, que repartiré en dos entradas.

 

OCDE:

Comenzaré por el informe “Education at a Glance 2017” de la OCDE, referido a datos de 2016 de sus 35 países miembros más algunos estados asociados, cuyos principales datos han sido publicados en varios medios, que nos muestra unos indicadores globales interesantes.

Si desean mayor detalle global y por países pueden ver el informe completo (en inglés) pulsando aquí. A continuación les muestro algunas pinceladas:

Global OCDE:

  • En la mayoría de países, los títulos universitarios más populares que tienen los adultos se centran en las áreas de negocios, administración o derecho. Así, de las personas de 25 a 64 años con educación superior:
    • El 23% tienen un título universitario en una de las tres áreas antes citadas.
    • El 17% en ingeniería, manufactura y construcción.
    • El 5% en ciencias naturales, estadísticas y matemáticas.
    • Y el 4% en tecnologías de la información y la comunicación.
  • También se indica que el interés en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, crece en los niveles de educación más altos, y que en 2015 se licenciaron casi el doble de estudiantes en estas disciplinas que el año anterior.
  • Las tasas de empleo en los campos científicos son desiguales, siendo más probable que los licenciados de ciencias naturales, matemáticas y estadística tengan tasas de empleo similares a las de los de artes y humanidades; ambas inferiores a las tasas de los ingenieros o especialistas en TIC.
  • En cuanto a la igualdad entre hombres y mujeres en los estudios universitarios, casi hay igualdad en los estudiantes de nuevo ingreso en áreas como administración de empresas y derecho, ciencias naturales, matemáticas y estadística. Sin embargo, las mujeres todavía son aproximadamente solo uno de cada cuatro nuevos estudiantes en ingeniería, manufactura y construcción, aunque son casi tres de cada cuatro en los campos de salud y bienestar.
  • El porcentaje de recursos públicos es mucho mayor para la educación obligatoria que para la universitaria. Aunque el sector público sigue aportando el 91% de los fondos para los niveles de primaria, secundaria y formación técnica no universitaria, solo proporciona el 70% del gasto total para el nivel universitario, y las familias tienen que cubrir el resto.
  • Aunque los maestros son la columna vertebral del sistema educativo, y dentro de ellos las mujeres (siete de cada diez maestros lo son), esta profesión es cada vez menos atractiva para los jóvenes estudiantes y la población docente está envejeciendo, sobre todo en los niveles superiores de la educación. Entre 2005 y 2015, los sueldos de los profesores disminuyeron en términos reales en una tercera parte de los países y economías que tienen datos disponibles al respecto.
  • Los programas generales de educación media superior son más populares que los programas de formación técnica: el 37% de los jóvenes entre 15 y 19 años se inscriben en los programas generales de educación media superior, en comparación con un 25% en los programas de formación técnica.

 

España:

Y en lo relativo a España, hay un dato que me ha sorprendido bastante, y es que el 35% de los jóvenes de entre 25 y 34 años no han terminado el Bachillerato ni su FP equivalente, mientras que la media en el total de países de la OCDE es del 16%. Y lo peor es que este porcentaje no ha variado significativamente en los últimos diez años.

Lo que está ocurriendo es que, aunque ha aumentado la proporción de estudiantes que cuando finalizan la ESO se apuntan al Bachillerato o a la Formación Profesional, no finalizan sus estudios y acaban abandonando la formación un poco más tarde que antes.

Aquí se ve mejor la distribución de títulos alcanzados por ciclos de estudio y su comparación con la OCDE para la población entre 25 y 34 años (elaboración propia a partir de los datos del informe):

Comparativa Ciclos educativos España-OCDE

Aun así, en cuanto al Grado medio, esta información supone una mejora de 23 puntos porcentuales con respecto a la del grupo de edad de 55 a 64 años.

Puede ser que a este mapa afecte el hecho de que en España la educación universal sea relativamente reciente (en términos generacionales), y también que afecte la “mala” imagen que durante muchos años ha tenido la Formación Profesional, llevando en muchos casos a pensar que lo único que “valía la pena” era la Universidad. De hecho según los datos de la OCDE, la proporción de jóvenes matriculados en FP en España es del 12% mientras que en la OCDE es del 26%, aun teniendo en cuenta que este tipo de enseñanza tiene mayor empleabilidad (en España: del 74%, mientras que sólo del 63% las de cualificación general). La empleabilidad en la OCDE para estos casos es respectivamente del 80 y 70%.

Y como no, seguro que ha afectado y mucho un asunto relacionado con el mercado de trabajo, y es la necesidad de mano de obra poco cualificada que durante muchos años ha sido demandada en España por parte de las empresas, sobre todo en el ámbito de la construcción, ¿les suena?

Sin duda ha sido un hecho fundamental que ha propiciado que muchos jóvenes no continuaran con sus estudios, y hoy ya mayores vean muy lejos la posibilidad de una reinserción profesional cualificada.

Por otro lado, la crisis ha llevado a que la proporción de jóvenes (entre 18 y 24 años) que ni estudian ni trabajan sea del 23%, y del 21,7% en la franja de entre 18 y 29 años. Nos encontramos a la altura de México (21,8%) y sólo superados por Grecia (23,5%), Italia (26%) y Turquía (28,2%).

 

Continuará en una próxima entrada donde se relacionan las titulaciones académicas con la salida profesional.

 

Saludos,

 

(Imagen de cabecera: Pixabay)