#Efecto_invernadero #Contaminación

Junio ha comenzado con una mala noticia para el clima, más concretamente para las acciones dirigidas a frenar la emisión de gases contaminantes a la atmósfera por parte de los distintos países.

El Presidente de los EEUU, Donald Trump, ha anunciado la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, donde se dan cita casi todos los de países (está promovido por Naciones Unidas) con el objetivo de tomar medidas para frenar el calentamiento global del planeta. Una lástima porque con Obama en 2015 (año en que surge el Acuerdo de París), Estados Unidos aumentó un 20 por ciento la producción de energía renovable, principalmente eólica y solar, lo que ha contribuido a reducir sus emisiones.

Vean como queda el mapa mundial después de eso:

Acuerdo París clima

Sólo hay tres países que no están en el Acuerdo de París: Siria, Venezuela y Estados Unidos, que ha sido el primer país en retirarse de él. Por otro lado hay que decir que 146 países lo han ratificado y 48 lo han aprobado.

Pero si hablamos de volúmenes de emisión de gases las proporciones cambian ya que, sólo EEUU es responsable del 15% de las emisiones de CO₂, sólo superado por China con un 30%, como puede verse en el siguiente gráfico comparativo con el resto de los mayores países contaminantes:

países más contaminantes

Más estadísticas en Statista

Vemos que China contamina tanto como, EEUU, India, Rusia y Japón juntos. Este reparto cambia cuando se tiene en cuenta la población de cada país, y miramos el CO₂ per cápita, quedando en los primeros países pequeños como Qatar, Trinidad y Tobago, Curaçao o Bahrein, según datos del banco Mundial para 2013 todos por encima de 20 Toneladas métricas per cápita, mientras que China aparece con 7,55 Tm pc, EEUU con 16,39, y Europa con 6,73 Tm pc.

Además, se muestra la distribución por sectores, liderada por la producción de electricidad con un 25%, y me ha sorprendido algo el hecho que el puesto fuese el relacionado con el sector primario agrícola y ganadero, yo hubiera citado la industria sin pensarlo dos veces.

En una de mis entradas relacionadas con la contaminación fluvial (pueden verla aquí) identificaba las actividades agrícolas que, según la FAO, son contaminantes de los ríos y por tanto de los mares. Algo he leído sobre que dicha actividad tiene también gran impacto sobre la atmósfera debido a la deforestación de grandes extensiones para cultivar pasto, con objeto de alimentar un volumen creciente de reses para consumo humano. Esto ha llevado a la tala masiva de árboles y a un gran aumento del número de reses que emiten gas metano. No obstante, no me parecía de este calado.

 

Como primeros impactos puede citarse lo ya visto en cuanto a que queda fuera el responsable del 15% de las emisiones, pero también el de mayor volumen de emisiones per cápita entre los grandes.

Pero podría haber otros impactos, por ejemplo, he leído que China invirtió el año pasado 100.000 millones de dólares en sus planes de energía renovable, captura de carbono, y en la reducción de quema de carbón. Parece que China acepta el nuevo liderazgo sobrevenido en la implementación de este mecanismo de reducción de emisión de gases, que representa la transición de energías fósiles a generación limpia, pero ¿se imaginan que se contagian otros países por la acción de Trump? ¿o que China ralentiza su reducción?

Esperemos que retorne la cordura porque en este caso no existe un Plan B, porque no hay un Planeta B.

Saludos,

 

 

(Imagen de cabecera: pixabay)