Redes sociales y juventud

#Redes sociales #Juventud

Según un estudio recientemente publicado por la organización británica Royal Society for Public Health y el Young Health Movement a principios de 2017, en el que se entrevistó a 1.479 jóvenes de entre 14 y 24 años residentes en Reino Unido sobre el impacto psicológico del uso de las plataformas sociales, el uso de las redes sociales se relaciona directamente con un aumento de las tasas de ansiedad, depresión y sueño deficiente.

En este estudio se han valorado aspectos como la sensación de soledad, el concepto sobre la propia persona, la evaluación sobre el propio cuerpo, la depresión, y los vínculos emocionales.

Se concluye que un 91% de los jóvenes en esas edades utilizan las redes sociales en Internet, y que los ratios de ansiedad y depresión han aumentado un 70% en los últimos 25 años.

Además se han analizado las diversas redes para determinar cuáles son las más/menos perjudiciales, apareciendo Youtube como la red social con un impacto más positivo en la salud mental de los jóvenes, mientras que Instagram es la que ejerce una influencia más negativa, según puede verse en este gráfico: Infografía: Instagram, la red social más perjudicial para la salud mental de los jóvenes | Statista Más estadísticas en Statista

O sea, que hay que ver cómo se utilizan las distintas redes, tanto en tiempo que nos ocupan, como en la forma de interactuar con los demás, ya que no podemos tomarlas solo como un divertimento.

Realmente, según indican en el informe, las redes sociales se han convertido en un espacio en el que formamos y construimos relaciones, damos forma a nuestra propia identidad, nos expresamos y aprendemos sobre el mundo que nos rodea. Y todo ello está intrínsecamente ligado a nuestra salud mental.

Yo lo interpreto como que las redes son una extensión del “yo” y de los “otros”, donde se vive una vida virtual/real según se conozca realmente o no a los contactos con los que nos relacionamos.

Algo que, por la tecnología utilizada, tienen las redes es la inmediatez de las actuaciones (publicación de imágenes y vídeos, conversaciones o chats, blogs, investigación, búsqueda de información, etc.), y la disponibilidad en el tiempo (24 horas diarias, todos los días)., y creo que sobre todo la última no se lleva bien con nuestro reloj interno.

¿Es difícil desconectar?

Complicado lo es, desde luego, pero también es posible controlarlo.

 

Espero que les haya resultado interesante.

Saludos,

 

 

(Imagen de cabecera: Pixabay)

Anuncios

17 comentarios

  1. Gracias Francisco son una datos sorprendentes, se escapan un poco a mi comprensión, pero supongo que todo llegue de la necesidad, mal entendida, de no perderse ningún momento susceptible de ser compartido, a mi me pasaba de niño algo parecido. Siempre me mandaban a la fuente para rellenar el botijo a la hora del partido. Jamás aprendí a jugar al fútbol por culpa de esa ingrata tarea. Hoy sé que era por mi bien. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buena comparación, un abrazo !

      Le gusta a 1 persona

  2. Todo en su justa medida.
    Pero creo que falta educación en el uso de las nuevas tecnologías.

    Le gusta a 1 persona

    1. Seguro que falta, debería iniciarse muy pronto, teniendo en cuenta que a los 6 años o antes ya se manejan dispositivos digitales de juegos. Saludos !

      Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por compartir!

      Me gusta

  3. En exceso todo nos hace perjuicio, y más si hablamos de niños. Las redes sociales hay que dosificarlas, en cuanto al tiempo que les dedicamos. Besos a tu corazón. Muchas gracias siempre.

    Le gusta a 1 persona

    1. Un abrazo Maria del Mar !

      Me gusta

  4. El fenomeno afecta también a las personas las que ya han salido hace tiempo de la categoría de ” los jovenes”. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Por supuesto que sí, yo hace tiempo que deje eso atrás, y tengo que controlarlo. Un abrazo,

      Le gusta a 1 persona

  5. La forma de comunicarnos cambia, el problema es aprender a adaptarnos a ella sin dejar de ser funcionales fuera de ese submundo.
    Interesante Francisco, como siempre.
    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Otro para ti, Paula !

      Le gusta a 1 persona

  6. Ahaa, sua boa diálogo ѕobre isto pedaço Ԁе escrita neste
    lugar nisto site , li tudo о qᥙe, então
    neste momento me também comentando ɑquі .

    Le gusta a 1 persona

  7. Olá! Eᥙ entendo é um pouco fοra-tópico
    no entanto tive para perguntar. Ϝaz gestão um Ьem-estabelecida site ϲomo seᥙ exigem um grande quantidade ԁe tгabalhar?
    Eu sou completamente nova рara blogging no
    entanto eu escrevo meᥙ journal dіária .
    Eu gostaria de comеçɑr um blog então eu ѕerá capaz de compartilhar
    mеu pessoal experiência е sentimentos оn-line.
    Poг favor, deixe-mе ѕaber se você tеm qսalquer
    ideias ou dicas ⲣara noѵo aspirante blog proprietários.
    Obrigado!

    Le gusta a 1 persona

    1. Meu conselho é que se você gosta de escrever, você faz sobre as coisas que você mais gosta ou sabe mais. Coragem e boa sorte, saudações

      Me gusta

  8. Un saludo, Francisco. Respecto a tu investigación la encuentro muy bien documentada y con evidencia solida; no me cabe la menor duda que las cifras mostradas en el gráfico acerca del impacto de las diferentes redes sociales en la salud mental es verídico. En lo personal no manejo Instagram porque me parece muy hedonista y farándula pues solo se centra en la exaltación de la imagen física para ganar seguidores. Twitter y YouTube me parecen en cambio bastante didácticas e incluso estimulan la cognición; me gustan mucho las tendencias y los keywords en Twitter pienso que favorecen el pensamiento critico y capacidad de síntesis. El impacto positivo de YouTube se debe en parte al gran auge que experimenta el video marketing y la practicidad que proporciona a sus usuarios en el uso de plataformas e interacción en vivo.

    Personalmente me considero un nómada digital y aunque no permanezco 24 horas en redes sociales si debo decir que inciden negativamente dependiendo la forma como se usen. Aquí el asunto se trata de regular el tiempo permanecido en ellas, y usarlas apropiadamente como parte de tendencias de comercio digital, marca personal, investigación y búsqueda de información; es genial los contactos que se pueden hacer, los lugares y culturas que puedes conocer con tan solo un clic. La juventud tiene una sensación de vacío y soledad en si mismos y a pesar de tanta tecnología las brechas de comunicación y relaciones se hacen cada vez mas estrechas por la misma impotencia y porque no siempre se encuentra la confianza y el afecto necesario de personas con quienes solo hablas a través de una pantalla; esta es quizá una de las causas de la creciente depresión, estrés y ansiedad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Omar, muy interesante teresa te tu reflexión, saludos !

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: