Sigo viendo día a día noticias sobre los juicios mas “famosos” que tienen lugar en nuestro país (España), incluso viendo parte de alguna declaración de algún acusado, y realmente no salgo de mi asombro cuando las escucho, incluso algunas de ellas afirman como cierto lo que pruebas irrefutables demuestran que no lo es. Sobre esto reflexioné en mi entrada sobre “La verdad” hace ya algunos meses, y les invito a leerla.

Pero, ampliando el horizonte, y pensando en la Justicia en general, veo también que nadie se ha decidido todavía a poner medios suficientes para que tenga un buen funcionamiento y que éste sea en un tiempo razonable. Seguimos viendo juicios cuya instrucción ha llevado años, tantos que ya es un esfuerzo acordarse de que iban, o quien estaba investigado. Eso sí, en lugar de dar medios para ello, se han puesto plazos máximos para la instrucción de los casos, como si así se pudieran investigar los casos en menos tiempo ¿les están llamando gandules a los jueces y sus equipos? o más bien, ¿quieren que los casos complejos no lleguen a juzgarse?

Para abundar sobre ello, les dejo el enlace a una interesante entrada de “Sureste Press”, un Blog que sigo desde hace tiempo, titulada “Malos tiempos para la justicia“, cuya lectura invita a pensar sobre ello, y después, saquen sus propias conclusiones.

Saludos,

 

(Imagen de cabecera. Pixabay)