Imaginando el futuro – Nuevo escenario político

Como les adelanté en mi pasada entrada sobre este tema, voy a dar una pincelada sobre algunos factores políticos que recientemente se han ido produciendo y que me parecen interesantes, sobre todo porque van a marcar el camino que van a seguir los países ricos y desarrollados, y por contraposición, el del resto del mundo.

En el mundo “desarrollado” (nunca me ha gustado esta palabra para definirlo, pero creo que nos entendemos con ella) se están produciendo nuevos fenómenos políticos en varios países, en general, alentados por la mayor proporción de población que ha visto bajar sus condiciones de vida en los últimos años sin que haya tenido una respuesta eficaz por parte de sus gobernantes, que ve que la tendencia continúa a la baja llevándolos muchas veces a niveles de pobreza, y no atisbando solución a su futuro a corto plazo.

Se habla ya desde hace un tiempo del populismo para referirse a esta “corriente”, que en muchas ocasiones viene cargada de tintes muy nacionalistas, incluso en algún caso rozando el racismo y la xenofobia.

En Europa continental se está dando un avance de los partidos de la ultraderecha (Francia, Austria, Alemania, Grecia,….), en Reino Unido se ha aprobado el Brexit que supone la salida de la Unión Europea, y en USA acaba de tomar posesión Donald Trump como presidente con una “marca” muy nacionalista a ultranza.

Parece que la solución a los problemas radica en “volver a casa”, y producir, financiar, consumir, etc. lo de casa. La producción que las empresas trasladen a casa se va a encarecer, o se tendrán que bajar los costes, con lo que los salarios internos van a caer, pero…….tiempo al tiempo.

No olvidemos tampoco que en este año hay elecciones en Francia y Alemania. Habrá que seguir los resultados con cautela.

Además tendremos que ver cómo impacta todo lo anterior en las sociedades de dichos países, y cómo responden los demás, incluidas Rusia y China.

Nota: mientras escribo esta entrada he visto la noticia de que una de las primeras medidas del Sr. Trump es que USA abandone el TPP (Acuerdo de Asociación Transpacífica), acuerdo comercial firmado con Japón, México, Chile, Australia, Canadá y Perú, lo que va a dejar las puertas abiertas para que China gane un gran peso en las relaciones comerciales del área del Pacífico. También he leído que han quitado la página en español de la Casa Blanca, y dicen que está en construcción (es para ir tomando nota).

 

Este nuevo contexto político puede responder en gran parte a los efectos del cambio que se está produciendo en el sistema económico, y la realidad palpable de que “la vaca no puede seguir este ritmo de dar leche”.  Por otro lado, la globalización económica y comercial ha permitido perder el concepto de país, pero también ha llevado a la concentración de la producción de bienes y servicios en unos cuantos grupos empresariales que, ahora, serán los que deben “volver a casa”. Complicado, sin duda.

Para que se hagan una idea del poder de estos grupos empresariales, decirles que según publicaba en Septiembre de 2016 la revista Fortune, el valor de las 10 mayores multinacionales del mundo es equivalente al PIB (producto interior bruto) de los 180 países más pequeños del planeta, entre los que incluye a Irlanda, Indonesia, Israel, Colombia, Grecia, Sudáfrica y Vietnam, entre otros (pensemos que existen en total 195 países reconocidos por la ONU).

 

Por resumir: está claro que se ha empezado a dibujar un panorama de mucha menor colaboración y cohesión internacional, centrado en el nacionalismo de las grandes potencias, lo que supone (ya se está viendo) un gran cambio en las políticas internas, y también en las relaciones internacionales, cuyos resultados vamos a empezar a ver ya en este mismo año 2017.

Las nuevas relaciones que se dibujen en el mundo van a marcar, sin duda, el camino a seguir por las empresas, pero no volverán hacia atrás ni los avances tecnológicos conseguidos, ni la concentración creciente y desigual de la riqueza, sino que los avances seguirán aumentando y la desigualdad creciendo. Es una opinión.

 

Una vez hecho este pequeño paréntesis político-económico, en posteriores entradas me centraré en los dos grandes asuntos que seguro que nos van a impactar cada vez más:

  • Impacto extraordinario de la Tecnología en el empleo.
  • Nueva distribución de la riqueza generada.

 

Saludos,

 

(Imagen de cabecera: Pixabay)

Anuncios

7 comentarios

  1. Estupendo análisis Francisco. Creo que las consecuencias de éstos disparates tan de moda se podrán observar a corto plazo y que pasados un par de años habremos aprendido la lección de que los experimentos se hacen con gaseosa y que desequilibrar el comercio mundial sale caro para todos. O esa u otras que ya nos sabemos, repatriación de capitales, inflación, pobreza, escasez, devaluación de las monedas y el desastre. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Carlos, como siempre, tus comentarios favorecen la reflexión. Y parece que lo de la gaseosa ya no se lleva. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Si en el anterior post ya te comenté que la globalización como sistema económico no daba para más, la alternativa que se está construyendo en las (desquiciadísimas) democracias occidentales de corte liberal es todavía peor, en efecto (nota: el nuevo populismo, al que prefiero llamar demagogia, no roza, como señalas, la xenofobia y el racismo: lo tiene impreso en su ADN, aunque disfrazado como “identidad cultural diferente”). La globalización que se construyó en base solo a los beneficios económicos y la circulación de mercancías y fuerza productiva teniendo en cuenta solamente los criterios de mercado han perjudicado a muchos individuos (independientemente de que sociedades en su conjunto, como algunos países en vías de desarrollo en los 90, les favoreciera y les hiciera progresar). Ese resquemor en muchos individuos, sobre todo en los países “avanzados”, junto con la crisis de las políticas socialdemócratas (atentas, desde hace años, a su propio ombligo y afectadas por una superioridad moral autoproclamada), han hecho que las respuestas hayan girado hacia estos nuevos monstruos aislacionistas.
    En efecto, en breves, Francia y Alemania, a ver qué pasa…

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar, un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. […] IMAGINANDO EL FUTURO – NUEVO ESCENARIO POLÍTICO […]

    Le gusta a 1 persona

  4. […] IMAGINANDO EL FUTURO – NUEVO ESCENARIO POLÍTICO […]

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: