IMAGINANDO EL FUTURO – Actualidad (y2)

Tras publicar la primera parte sobre este tema (que pueden ver pulsando aquí), continúo con mi visión de la situación actual.

 

Distribución de la riqueza:

Quizás alguien pensara que, ante la globalización, unas políticas redistributivas nacionales bien aplicadas podían repartir de forma más o menos equitativa la riqueza que se ha estado generando durante años.

Pero la respuesta a este pensamiento después de la crisis generada y, sobre todo, después de los efectos de las soluciones aplicadas (desempleo, salarios bajos y precarios, quiebra de empresas, educación y sanidad afectadas, etc.), ha sido que se ha seguido un camino donde se han ahondado las diferencias entre quienes tienen mayor nivel de riqueza (y poder), que cada vez son menos, y el resto de la población.

De hecho, ha disminuido la redistribución de la riqueza generada entre todos los que han participado en su consecución, a lo que ha contribuido, y mucho, la utilización de los paraísos fiscales como refugio de grandes capitales y rentas, que no revierten en la riqueza ni en los países de origen de personas y empresas que así operan, ni tampoco en los países donde operan.

Si se observa con algo de detenimiento, esto no es algo que deba sorprender, ya que el propio sistema económico actual (todavía capitalista) necesita del “juego” que se establece entre dos tipos de actores (ya sean personas, empresas, lugares, zonas, o economías): unas pobres, o menos desarrolladas, y otras ricas o muy desarrolladas. La realidad es mas compleja, pero creo que lo anterior es bastante “visual”.

En las diferencias existentes entre ellas surgen las oportunidades de negocio y de inversión. En esta relación, gran parte de los capitales generados fluyen hacia las zonas más ricas que es donde están situados generalmente los grandes inversores y las sedes de las empresas, grandes y no tanto, que operan alrededor del mundo.

Hasta hace poco, esto dividía el mundo en dos grandes zonas según su desarrollo. Pero ahora ya no cabe hablar únicamente de zonas ricas y pobres, el efecto se ha generalizado, ya que hasta en esas zonas más ricas se está produciendo un hecho que implica la mayor concentración de la riqueza en menos manos, aumentando la desigualdad entre los ciudadanos de un mismo país.

Aunque siempre han existido algunas bolsas de pobreza en las zonas ricas, ahora el esquema zonas ricas-pobres ha cambiado, ya que también en las primeras se amplía el volumen de ciudadanos que no llegan al nivel mínimo de renta de pobreza, y las clases medias se están reduciendo. Resultado: creciente aumento de las diferencias entre riqueza y pobreza de una forma que ya es global.

 

Crecimiento económico:

A nivel global, desde el año 2001 se viene produciendo un crecimiento del comercio, las finanzas, y la economía mundial que en nada es equilibrado ni sostenible.

Mientras en el mundo rico, con cierto bienestar, sistemas políticos democráticos, grandes empresas, capital para invertir, y dinero muy barato y accesible, se ha producido un gran crecimiento de la riqueza, en el menos desarrollado ha aumentado el consumo, debido al incremento de su volumen de población, pero también la mano de obra a muy bajo coste, y los proyectos de extracción y explotación de sus recursos naturales, generando esto último un impacto negativo y directo en el medio ambiente.

Se ha crecido todo lo que se podía crecer y más. Ese es el objetivo que autoalimenta al sistema económico actual, crecer, sólo crecer, sin evaluar realmente todas sus consecuencias.

Hoy en día, después de la crisis (no digo que haya acabado) la deuda global de los países (incluyendo a estados, familias y empresas) ha llegado hasta el 327% del PIB global, sobrepasando los 200 billones de euros, y sigue creciendo. Parece que nadie ha pensado en que podrían generarse problemas, o quizás pensando en que, a final si no hay otro remedio porque los problemas son de mucho calado, se producirán rescates con cargo a la deuda del estado del país (que parece que lo aguanta todo).

Pero me pregunto ¿hasta cuándo nos podemos seguir endeudando todos?, ¿de dónde saldrá el dinero?, ¿quién va a prestar a quién?

Yo no lo sé, pero me da que esto está llegando a su fin del modo en que lo conocemos. Esta “burbuja” no puede seguir aumentando mucho más.

Quizás tengamos que volver la vista hacia la supervivencia en este planeta y quitar al menos uno ojo del crecimiento a toda costa, ¿cuál es su fin?

 

Y por último,

Tecnología:

Según los expertos en economía, en la historia de la Humanidad siempre han existido ciclos y periodos de bonanza y de necesidad, y siempre (algunos dicen que aproximadamente cada 250 años) ha habido cambios en el sistema económico y social.

Pero lo importante a destacar, es que el hecho que siempre ha promovido los cambios de los sistemas económico-sociales, ha sido un fuerte cambio en la forma y en los medios para producir bienes y servicios.

Por ejemplo, la invención y utilización de la máquina de vapor alteró el modo de producción, sobre todo agrícola y textil, permitió aumentar la productividad incluso al margen del esfuerzo humano, generando rendimientos muy superiores. Su uso marcó la Primera Revolución Industrial.

Y en estos momentos, tenemos que añadir un factor que de forma progresiva, y yo diría que explosiva, está cambiando la forma de producir de las empresas, e incluso los tipos de productos y servicios que generan. Se trata del uso intensivo de la tecnología y de las nuevas posibilidades que va ofreciendo día a día. Ya hay quien ha bautizado este devenir como la Cuarta Revolución Industrial.

Apunte final:

En estas dos entradas he mostrado los que me parecen los puntos clave que determinan la situación económica que vivimos, quizás con un tinte oscuro, cada cual que ponga su color, pero se trata solo de una parte de los factores que caracterizan dicha situación, aquí no están todos los ámbitos incluidos, ni lo pretendo.

Afortunadamente existen en el mundo muchas personas, asociaciones, organizaciones, etc. que trabajan y se esfuerzan en actividades (investigación, salud, medio ambiente, tecnología aplicada, espacio, etc.) para mejorar la vida del planeta y sus habitantes.

 

Para mí el punto determinante de la actualidad y del futuro, es que la tecnología está produciendo no sólo algunos cambios en la forma de producir, sino que su fuerza y su ritmo creciente de aplicación están llevando a un cambio del sistema económico, con impacto directo en el empleo y en la forma de reparto de la riqueza generada.

Por eso en próximas entradas, tras dar una pincelada previa sobre algunos factores políticos actuales que me parecen interesantes, hablaré de los dos grandes temas que a mi juicio nos cambiarán la vida, más bien, ya han empezado a hacerlo:

  • Impacto extraordinario de la Tecnología en el empleo.
  • Nueva distribución de la riqueza generada.

 

Espero que les esté resultando interesante, después ya saben, cada uno a su propia reflexión.

Saludos,

 

(Imagen de cabecera: Pixabay)



Premios 20 Blogs

Recuerden que este blog participa en los Premios 20 Blogs en la categoría de Economía y negocios.

 

Si les gusta, para apoyarlo y que pueda pasar a la Fase 2, tan solo necesitan un par de minutos, registrarse en la página 20 minutos (si no lo estas ya) y entrar en el enlace de mi blog (pulsando aquí) y darle a votar, es muy sencillo:

20blogs1

Esta Fase 1 finaliza el 15 de Febrero, así que voten cuanto antes ¡¡

Muchas gracias ¡¡

Si quieren saber más sobre estos premios, pueden ver mi entrada inicial pulsando aquí.

Anuncios

14 comentarios

  1. El tema es delicado, espero en el raciocinio y no caminemos hacia un conflicto para tener una solución.
    El ser humano es así de obtuso y la historia nos lo confirma.

    Le gusta a 1 persona

    1. Esperemos, pero los grandes cambios siempre tienen alguna “fricción”. Gracias por comentar, saludos

      Le gusta a 1 persona

  2. Como dices, oscuro es como yo veo el avance. No veo evolución en la humanidad que no sean a costa de algo o alguien. La desigualdas es imperante en nuestros días… Gracias por tu reflexión y por hacerme reflexionar.
    Un abrazo, Francisco! 😊

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias a ti por comentar. Un abrazo Lidia !!

      Le gusta a 1 persona

  3. Gracias Francisco por ésta exposición de la situación en la que nos encontramos, la cuestión es que no veo que se planteen soluciones ni regionales ni globales. La explosión demográfica nos anticipa un horizonte de hambre y pobreza, no es un idea nueva. Y las medidas que se adivinan son paliativos de tipo nacionalista, religioso e incluso racial, que ya sabemos adonde nos llevan. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Poco a poco Carlos, algo iremos viendo, aunque yo no tengo lo varita mágica. Gracias por comentar, un abrazo !!

      Le gusta a 1 persona

      1. Nadie la tiene, sólo podemos buscar referencias en la historia. Si, sí, a tu propio ritmo que el tema es extenso. Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  4. Muy negro lo tenemos algunos, eso está claro. Besos a tu alma.

    Le gusta a 1 persona

    1. Algo oscuro, sí, vamos a irlo viendo (que remedio). Gracias por comentar, un abrazo !

      Le gusta a 1 persona

  5. […] IMAGINANDO EL FUTURO – ACTUALIDAD (Y2) […]

    Le gusta a 1 persona

  6. […] a través de IMAGINANDO EL FUTURO – Actualidad (y2) — Opinión y actualidad […]

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por compartir

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: