Contaminación fluvial y marina (y 2)

De nuevo, y siguiendo con lo indicado en mi entrada “Contaminación fluvial y marina (1)”, tras haber hablado en ella sobre la contaminación de los ríos, en esta ocasión me centraré en dar una visión resumida de la contaminación de los mares y océanos.

Recordarles que lo relativo a los plásticos, que son los residuos contaminantes marinos más ampliamente difundidos, lo traté en mi entrada “Nuestro Océano: Contaminación”, si quieren, pueden asomarse a verla.

 

Contaminación marina

El cuidado de los mares y océanos es una tarea, y una actitud, imprescindible para la vida en la Tierra, baste con decir que según los expertos, la mayor parte del oxígeno que se genera en el planeta proviene de los océanos (también de árboles y plantas, pero en menor medida).

Debido a la inmensidad y profundidad de los océanos, durante años se pensaba que podrían utilizarse para echar basura y sustancias químicas en grandes cantidades sin que esto tuviera consecuencias importantes. Es lo que se ha llamado la “filosofía de la dilución”, en la que todavía estamos anclados, y que desgraciadamente no es cierta: lo que hacemos tiene graves consecuencias.

La realidad es que se siguen vertiendo a los mares y océanos, directa o indirectamente grandes cantidades de contaminantes que está afectando a la vida en los mismos, con fuerte impacto en sus zonas costeras, debido a que son la primera zona de “choque” del caudal de los ríos, además de la propia contaminación que producen las grandes ciudades costeras sobre todo en zonas industriales y turísticas.

 

Los contaminantes más comunes en el océano, derivados de la actividad humana, son los plaguicidas, herbicidas, fertilizantes químicos, detergentes, metales pesados, hidrocarburos, aguas residuales, plásticos, espumas, alambres, redes, escombros, y otros materiales sólidos.

Sin ánimo de ser exhaustivo, a continuación indico las que son consideradas como actividades contaminantes de mayor importancia:

  • Elementos transportados por los ríos, provenientes de:
    • Vertidos industriales
    • Residuos agrícolas
    • Filtraciones de aguas subterráneas (también de forma directa)
    • Redes de alcantarillado (también de forma directa)
  • Tráfico marítimo (se estima que provoca en torno a un 20% de la contaminación marítima), con vertidos directos de:
    • Petróleo, otros hidrocarburos y aceites (los estudios han demostrado que los daños al agua y a la vida marina continúa durante al menos una década)
    • Otras sustancias tóxicas que proviene del lavado de sus tanques
    • Aguas residuales y desechos sobre todo de los grandes transatlánticos turísticos
  • Extracción de combustibles fósiles en el mar
  • Emisiones a la atmósfera (industria y transporte), ya que muchos componentes químicos llegan a los océanos ayudados por los vientos
  • Contaminación acústica producida por fuertes sonidos de barcos, sónares e instalaciones petrolíferas, que afecta gravemente a veces a los patrones de comportamiento de algunas especies animales (ballenas, delfines, etc.)
  • Accidentes navales que provocan grandes vertidos de petróleo y/o sustancias tóxicas

 

Aunque muchas leyes y protocolos internacionales prohíben los vertidos de sustancias nocivas en los océanos, su puesta en práctica es de difícil control, por lo que el resultado no es ni mucho menos satisfactorio.

En cuanto a tratados internacionales, entre los que se refieren al tráfico marítimo, los dos principales son el Convenio MARPOL y el Convenio SOLAS de la Organización Marítima Internacional, que tratan de la contaminación y seguridad del transporte marítimo.

 

Consecuencias

Buena parte de las consecuencias que veíamos en mi anterior entrada sobre los ríos, pueden indicarse también con los mares y océanos, pues como se ha visto los ríos vierten sus aguas, y todo lo que éstas llevan, en el mar.

Muchos de los contaminantes se acumulan en las profundidades del océano, donde son ingeridos por pequeños organismos marinos a través de los cuales se introducen en la cadena alimentaria global, de forma que los humanos acabamos contaminados por las mismas sustancias que hemos producido.

Por dar alguna referencia, diré que muchos expertos creen que bajo el agua oceánica existe un vertedero submarino enorme, y por ejemplo se estima que en el caso del fondo del océano Pacífico este vertedero es tan amplio como el estado de Texas.

Para darse cuenta de la circularidad que tiene la cadena trófica, decir que los científicos han descubierto que incluso los medicamentos que ingiere el ser humano y que no llegan a ser procesados completamente por su organismo, acaban en el pescado que comemos.

Las Naciones Unidas han calculado que la contaminación afecta a casi un tercio de los mares del planeta y que esto ha provocado la extinción de cerca del 40% de los ecosistemas en estado más crítico.

 

En síntesis, se producen efectos muy nocivos para la salud humana, para la salud y supervivencia de especies marinas y de los ecosistemas donde habitan. Además de que el deterioro de la calidad del agua del mar restringe la posibilidad de su uso de forma segura para muchas actividades humanas.

En cuanto a salud humana, según los expertos, los océanos y mares contaminados provocan enfermedades a 170 millones de personas cada año.

 

Mares y Océanos más contaminados

En base a lo que he podido investigar, aquí les muestro un cuadro resumen de los mares y océanos más contaminados, clasificando las actividades causantes principales, e indicando los elementos contaminantes mas significativos:

mares-mas-cont3

 

Como prevenir y corregir la contaminación marina

Los expertos cifran en un 80%  el porcentaje de contaminación en los océanos debido a la actividad humana, lo que significa que está en nuestra mano que se reduzca si todos ayudamos a reducir (o eliminar) lo que se vierte en ellos.

Para evitar la contaminación de los mares se necesita la acción conjunta de gobiernos, instituciones y compañías, por ejemplo en cuanto a:

  • Labor educativa.
  • Pedagogía y concienciación de la sociedad.
  • Legislación adecuada y elementos de control efectivos, por ejemplo para la actividad de los buques y los vertidos de hidrocarburos.
  • Creación de áreas protegidas para mantener los ecosistemas marinos.
  • Arrecifes artificiales, barcos hundidos, bloques de hormigón, etc. que ayudan a la recuperación marítima.

 

Pero también es algo que está a nuestro alcance directo, por ejemplo:

  • Actuación responsable a bordo de barcos, no tirando NADA que contamine, por pequeño que sea.
  • Actuación limpia en las playas, recogiendo cualquier elemento que contamine.
  • Voluntariado para ayuda en la limpieza de vertidos.
  • Ayudar a organizaciones que luchan contra la contaminación de los mares y océanos.

 

Finalmente, debemos ser conscientes de que no sólo se contamina directamente en el mar, sino que todo lo que usamos y tiramos en tierra acaba llegando al mar, y que por tanto es en tierra donde debemos poner la solución.

 

Espero que les haya resultado interesante.

 

Saludos,

Anuncios

4 comentarios

  1. Más que interesante, imperdible. Gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Marta, me alegro.
      Un abrazo !

      Me gusta

  2. Interesante y tremendamente preocupante!!
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Siempre se pueden hacer cosas para mejorar, pero es preocupante sí. Gracias por comentar. Saludos !

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: