Contaminación fluvial y marina (1)

De nuevo, y tras lo prometido en mi entrada “Nuestro Océano: ¿Final feliz?”, quisiera mostrar un resumen de las principales fuentes de contaminación de nuestros ríos y mares.

Para que no sea muy “soporífero”, en esta entrada me centraré en los ríos mientras que en una posterior hablaré de los mares y océanos.

 

Contaminación:

La contaminación de los ríos afecta directamente a su fauna y a su vegetación, e indirectamente a los mares y océanos donde vierten sus aguas. Por ello, se ve afectada cualquier actividad del hombre que tenga como base el agua de los ríos y/o los seres que habitan en ellos.

Básicamente, los elementos contaminantes se centran en:

  • Productos químicos.
  • Microorganismos.
  • Aguas residuales.
  • Residuos industriales.

 

En su gran mayoría, estos elementos llegan a los ríos producto de actividades realizadas por el hombre, como pueden ser:

  • los desechos residuales y la basura doméstica
  • el fomento de plantas acuáticas que ensucian y agotan el oxígeno acuático
  • la utilización masiva de abonos y fertilizantes, y los residuos en la actividad agrícola
  • los vertidos y desechos industriales, y de metales pesados y productos químicos
  • la descarga de material radiactivo
  • accidentes (derrames de petróleo, centrales nucleares,…)

 

Aunque no es mi objetivo entrar a detalle punto por punto, sí que ampliaré algo lo que se refiere a los metales pesados, y a la actividad agrícola, dado que fueron dos puntos sugeridos por algunos de mis seguidores:

  1. Contaminación por metales pesados

Los metales pesados son tóxicos en general para los seres humanos y entre los más susceptibles de presentarse en el agua destacamos mercurio, níquel, cobre, plomo y cromo.

Estos metales pesados vertidos a los ríos, fruto de la actividad industrial y minera, son muy dañinos para la salud humana y para la mayoría de formas de vida. Además, también contaminan las aguas subterráneas, y cuando se abandonan en el ambiente, contaminan el suelo y se acumulan en las plantas y los tejidos orgánicos.

La peligrosidad de los metales pesados es muy alta ya que no son química ni biológicamente degradables. Una vez emitidos, pueden permanecer en el ambiente durante cientos de años.

Además, tienden a bioacumularse y a biomagnificarse (que significa que se acumulan en los organismos vivos alcanzando concentraciones mayores que la que alcanzan en los alimentos o medioambiente, y que estas concentraciones aumentan a medida que ascendemos en la cadena trófica).

Así, su concentración en los seres vivos aumenta a medida que son ingeridos por otros, por lo que la ingesta de plantas o animales contaminados puede provocar síntomas de intoxicación. En el ser humano se han detectado infinidad de efectos físicos (dolores crónicos, problemas sanguíneos, etc) y efectos psíquicos (ansiedad, pasividad, etc).

2. Contaminación derivada de la actividad agrícola:

En este caso, citaré directamente a la FAO (Organismo de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), mostrando a continuación un cuadro recogido en su informe “Lucha Contra la Contaminación Agrícola de los Recursos Hídricos. (Estudio FAO Riego y Drenaje – 55)”, en el que pueden verse las diferentes tareas dentro de la actividad agrícola y su impacto en detalle sobre los ríos y las aguas subterráneas:

fao

 

Consecuencias de la Contaminación:

En general, la falta de tratamiento de los residuos, y de saneamiento, la escasez de agua, y su contaminación, afectan a la biodiversidad de los ecosistemas afectados, provocando en casos graves incluso la muerte masiva de los seres que allí viven.

Y también afectan a los más de 800 millones de personas que, se calcula, viven cerca de ríos contaminados, provocando incluso graves trastornos para su salud. Los contaminantes no solo llegan al organismo humano por la toma directa de agua en mal estado, sino que también pueden hacerlo por el consumo de peces que viven en aguas contaminadas, o por una intoxicación crónica de la sustancia contaminante.

Hay que tener en cuenta que se cifra en 2 millones de toneladas de desperdicios que se tiran cada día en los ríos del mundo.

 

Ríos más contaminados:

En base a las distintas informaciones consultadas, he elaborado un cuadro donde se muestran los ríos que a nivel mundial están más contaminados, indicando las principales causas que lo provocan:

rios11

En el caso concreto de España, hay que decir que se encuentra entre los países de la Unión Europea que posee los ríos con niveles más preocupantes de contaminación.

También he preparado un cuadro similar anterior:

rios22

 

Cómo prevenir y corregir la contaminación fluvial:

El consenso general es que puede abordarse desde varios niveles de actuación:

  • Planificación: Planes de actuación para limpieza de los ríos, y áreas próximas, ya contaminados (en algunos países asiáticos se llevan haciendo desde hace tiempo, aunque sin grandes resultados), y planes de estructuración de la explotación agrícola e industrial en lugares cercanos a las cuencas acuíferas que permitan un menor impacto negativo.
  • Regulación de las industrias: Deben extremarse las leyes y su puesta en práctica sobre industrias mediante un control exigente de los vertidos que lanzan a los ríos. Además, las multas deberían ser acordes con el daño causado y deberían llevar aparejadas la restitución de la situación medioambiental a su etapa anterior a los vertidos.
  • Educación: debe enseñarse a no arrojar determinados productos contaminantes a los ríos, ni lagos, ni al mar, ni por el fregadero, así como las causas que ello conlleva. También hay que hacer entender que no se puede perjudicar a las plantas adyacentes a los ríos y lagos, ya que los protegen de diferentes contaminantes.
  • A nivel particular: hay que tener cuidado con lo que se tira al fregadero, el inodoro o el desagüe. Sabemos que tirar pintura, aceite de cocinar, y más aún productos como lejía, amoniaco, medicamentos o sustancias con pesticidas, contamina los ríos y en definitiva los mares. A este respecto, los expertos recomiendan comprar productos sin fosfatos ni nonilfenol etoxilado (NFE). Además, es necesario que todos los productos químicos acabados (botellas de suavizante, detergente, limpia-cristales, etc) se lleven a un punto “limpio”de residuos peligrosos.

 

 

Como vemos, la contaminación de los ríos está ahí, muy presente, y podemos hacer muchas cosas para corregirla, o al menos no aumentarla. Algunas se pueden poner en práctica en nuestro día a día.

Vamos a ello ¡¡

 

Saludos,

Anuncios

10 comentarios

  1. Un gran ejercicio de síntesis, aquí estamos en medio de un estrecho camino que nos lleva directos al desastre y debidamente desinformados. Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Carlos, hay mucha información en la web con detalle para quien quiera ampliar algún punto en concreto. Yo he hecho una “foto” general para tener una idea de la situación. Un saludo,

      Me gusta

  2. Vaya, te podrías dedicar a impartir charlas sobre el tema como hacía Al Gore!! ☺ Muy buena investigación y artículo!! Un saludo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Jejeje, me lo pensaré !!
      Muchas gracias Lidia, saludos !!

      Le gusta a 1 persona

  3. Muy bueno! Le doy la razón a Lidia, también podrías escribir un tratado. Lo explicas muy claro. ¡Me encanta!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me he liado y me he respondido yo mismo….esto de la tecnología …..
      Ahora sí:
      Gracias, ya veo que me queréis mucho, y os lo agradezco. Después de horas de leer sobre el asunto he intentado resumirlo para tener una idea breve pero clara, si lo he conseguido es lo mejor que puede pasar. Aunque ya sabes: “Lo mejor esta al caer” jejeje

      Gracias de nuevo, un abrazo ¡¡

      Me gusta

  4. […] nuevo, y siguiendo con lo indicado en mi entrada “Contaminación fluvial y marina (1)”, tras haber hablado en ella sobre la contaminación de los ríos, en esta ocasión me centraré […]

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por leer y compartir

      Me gusta

  5. […] una de mis entradas relacionadas con la contaminación fluvial (pueden verla aquí) identificaba las actividades agrícolas que, según la FAO, son contaminantes de los ríos y por […]

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: